Medio AmbienteNoticiasRecientes

tan sólidos estructuralmente como los de hormigón

Investigadores australianos han analizado las propiedades estructurales de muros fabricados con neumáticos usados rellenos de tierra, dando a los ingenieros algunas cifras con las que trabajar y poniendo a disposición de la industria de la construcción una conocida técnica de reciclaje.

Neumáticos: problema para el medio ambiente.

Se consumen a gran escala, contaminan al quemarse y tardan cientos de años en descomponerse en los vertederos, donde acaban una gran cantidad de ellos.

Cualquier proyecto que permita reciclarlos, como molerlos para usarlos como relleno de asfalto o aislamiento, o utilizarlos como columpios y parachoques en los parques infantiles, es bueno para el medio ambiente.

Neumáticos en construcción.

Durante décadas, la gente ha reusado los neumáticos para convertirlos en paredes o muros, apilándolos en forma escalonada y rellenándolos con tierra.

Este tipo de cosas se han visto mucho en los circuitos de carreras de coches o motos.

El movimiento Earthship lleva la idea más allá, creando muros de contención y edificios enteros a partir de paredes de neumáticos, a veces rellenándolos con escombros de hormigón y ladrillos rotos para permitir el drenaje, o incluso enluciendo la parte superior para conseguir una apariencia más suave.

Este tipo de proyectos, sin embargo, son bastante especializados.

Los investigadores de la Universidad de Australia Meridional vieron una oportunidad en los 55 millones de neumáticos que su país desecha cada año. Estas 450.000 toneladas de basura tóxica podrían convertirse en materiales de construcción gratuitos para todo tipo de proyectos de construcción si se estudian y documentan hasta el punto de que los ingenieros puedan utilizarlos.

La falta de datos de apoyo ha impedido una mayor aceptación de los muros de neumáticos por parte de ingenieros y arquitectos, y esperamos que este estudio cambie esta situación y amplíe la gama de proyectos en los que se utilizan estos muros. El muro que hemos probado es el primero de su clase que se somete a una prueba científica de este tipo, y todos los datos indican que los muros de neumáticos pueden ser estructuras extremadamente fuertes y seguras.

Los muros de neumáticos no sólo son tan sólidos desde el punto de vista estructural como los muros de contención de traviesas de hormigón o madera, sino que también son extremadamente resistentes. A diferencia de un muro de hormigón, hemos comprobado que estos muros tienen la capacidad de ‘rebotar’ tras un impacto, por ejemplo, de un terremoto. Y si se utiliza un material de drenaje, como escombros de hormigón reciclado o ladrillos triturados, para rellenar los neumáticos, también ofrecen un excelente drenaje, que puede ser una consideración importante en muchos escenarios de muros de contención. Además, el uso de materiales de relleno reciclados reduce el impacto medioambiental del muro.

Dr. Martin Freney

Los investigadores esperan que los datos que han generado, así como los modelos de software asociados, se utilicen para crear directrices de diseño certificadas y disposiciones de códigos de construcción que fomenten la adopción más amplia de este método de construcción respetuoso con el medio ambiente, aunque de gran intensidad de mano de obra.

Creemos que esta investigación proporciona una base sólida para ampliar el uso de los muros de neumáticos en las viviendas y otras aplicaciones, y el siguiente paso será colaborar con un socio industrial para desarrollar una serie de aplicaciones en el mundo real para los muros de neumáticos.

Dr. Martin Freney

Vía unisa.edu.au

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button