quién es y por qué fue encarcelado

En la mañana de este miércoles 2 de marzo fueron destituidos el director del Inpec y el director de la cárcel La Picota, luego de que Noticias Caracol emitiera un informe en el que se evidenciaban varias salidas y ‘paseos’ del empresario Carlos Mattos, judicializado por sobornar a un juez de la República y quien debería permanecer recluido en un establecimiento carcelario. 

(Le puede interesar: “No tiene que salpicarme”: abogado de Carlos Mattos, sobre su encuentro en calle de Bogotá)

Muchos desconocen quién es el empresario y las razones que lo llevaron a la cárcel, estos son algunos de los antecedentes del llamado Caso Hyundai

Nacido en el municipio de Codazzi, en el departamento del César, Mattos es hijo de José Bolívar Mattos Lacouture, un ganadero y algodonero de la región. El empresario inició en los años 70 un negocio de venta de carros y en 1992 empezó a importar automotores de la marca Hyundai, allí comenzó su imperio, según un perfil hecho por la Silla Vacía.

Fue uno de los empresarios más destacados en la primera década del 2000. De hecho, recibió varios galardones, pues Hyundai comenzó a ser una de las marcas de carros más vendidas en el país. En 2009 obtuvo la condecoración de la Orden del Congreso y en 2006 la Medalla Nacional de Fenalco.

Mattos se fue de lleno en el negocio de comercialización de taxis y se convirtió en representante de Hyundai para Colombia. Llenó las calles del país con el popular Hyundai Atos, más conocido como ‘zapatico’. Además, esa marca de carros fue la que vendió más taxis en 2015, por encima de Chevrolet, Renault y Kia, según información del Diario Criterio.

(Vea también: [Video] La desmayada de Carlos Mattos cuando el juez lo mandó a la cárcel ‘Modelo’)

¿Por qué Carlos Mattos fue encarcelado?

El inicio de la debacle del emporio del empresario se dio cuándo Hyundai decidió cambiar de distribuidor en Colombia. 

Los rumores apuntaban a que a los empresarios de la casa matriz de la marca, en Corea del Sur, no estaban muy contentos con la estrategia de Mattos, pues aunque vendía taxis, eran pocos los carros particulares que eran comercializados.

Mattos no se pudo recuperar del golpe, pues luego de que le fuera arrebatada la representación de Hyundai, los coreanos decidieron cederla a la empresa Neocorp, la cual hacía parte del grupo empresarial ecuatoriano Eljuri, que también es propietario de Metrokia, distribuidora oficial de carros Kia en Colombia.

Esa situación no era nada alentadora para los negocios de Mattos, pues eso significaba que Metrokia se quedaría con el 82% del mercado de taxis, según La República. 

Finalmente, Mattos decidió demandar a Neocorp y solicitó la representación de vuelta. Salió exitoso del problema pues el juez Reinaldo Huertas, que llevaba el caso, ordenó a Neocorp dejar de vender automóviles Hyundai en el país. A los empresarios del grupo Eljuri les pareció extraño cómo se llevó el proceso. 

Según el Diario Criterio, en 2016 el periodista Daniel Coronell reveló que Huertas había comprado, de contado, un carro Hyundai de 72 millones de pesos un día después de ratificar la decisión que beneficiaba a Mattos. 

(Le puede interesar: Carlos Mattos pagará fortuna para acortar su pena, pero no le alcanzaría para quedar libre)

Coronell aseguró que le parecía extraño que el jurista comprara un carro tan caro, de contado, si tenía deudas por 277 millones de pesos y pagaba cuotas mensuales de 5 millones. 

La Fiscalía decidió iniciar investigaciones y en 2018 capturó al primer implicado del caso, un ingeniero que presuntamente alteró el sistema de reparto de procesos, para que el caso Hyundai fuera asignado al juez Huertas. 

Más tarde, según el mismo diario, el ente descubrió que ese jurista recibió 2.500 millones de pesos para favorecer a Mattos en el juicio. La Fiscalía aseguró que Huertas y otros funcionarios de esa rama se reunieron en el apartamento de Mattos para concretar los pagos. 

Lee También

Finalmente, el empresario fue imputado en 2018 por los delitos de cohecho, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático y daño en sistema informático. Se encontraba residiendo en España. Por ello, se emitió una circular roja de la Interpol.

En febrero del 2021 Mattos fue extraditado a Colombia y actualmente se encuentra esperando llegar a un preacuerdo con la Fiscalía por su condena, que podría ser de unos 56 meses.

Radio online
TV en vivo
Siguenos en Facebook
Descarga Nuestra App
Suscribete a Nuestro Youtube
Escucha nuestra Radio en
Publicidad