¿Quién es el presidente de Ucrania que comanda la unidad y la resistencia contra la invasión rusa?

El actor de televisión convertido en presidente de Ucrania en 2019, Volodymir Zelenskyy, goza del apoyo de su pueblo, capital político de vital importancia para comandar la unidad de ese país, asediado por el ejército ruso en la invasión que comenzó el jueves.

Contra todos los pronósticos que vaticinaban que Rusia, dado su poderío militar, podría aplastar a Ucrania en cuestión de horas, el presidente Zelenskyy ha desempeñado un papel protagónico como comandante en jefe para mantener la unidad y montar una feroz resistencia de defensa.

Las milicias civiles armadas y parapetadas dan aliento a un país que en la primera jornada del jueves se vio aturdido por el ataque sorpresa de las fuerzas de Vladimir Putin.

Zelenskyy, quien ganó con 41 años la contienda electoral —sin ofrecer un plan de gobierno, más que combatir la corrupción— de paso habla ruso, punto a favor que incluso sus críticos vieron como cierta fortaleza para encarar eventuales soluciones a la disputa separatista en el este.

La noche del 31 de marzo del 2019, al ver los resultados que le dieron la victoria a nivel nacional, dijo: “Como ciudadano de Ucrania, les puedo decir a todos los países de la post-Unión Soviética: ¡Mírennos! ¡Todo es posible!”.

El viernes, Zelenskyy compareció en la televisión vestido con ropa casual en color verde olivo, camiseta militar, casi como una vuelta a su figura juvenil de tiempos de campaña electoral, y proclamó frases demoledoras, pero se negó a claudicar.

A esa hora la capital, Kiev, ya era asediada por las fuerzas rusas de Putin, que han pulverizado las unidades de defensa del país en los puntos fronterizos. Entre los muertos ya se cuentan 137 efectivos militares, entre estos 10 oficiales, y los heridos sumaban hasta entonces 316. Este lunes el recuento de civiles muertos, según el gobierno de Ucrania, sobrepasa las 350 víctimas fatales, incluidos niños.

“Estamos defendiendo solos a nuestra nación”, dijo el presidente, y preguntó a los líderes mundiales: “¿Quién está preparado para luchar con nosotros? No veo a nadie”.

A pesar de la estampida interna y el desconcierto inicial por el ataque ruso, los ucranianos siguen empeñados en mantener la unidad defender su país.

Temores fundados para hacer frente a la “gran prueba”

En el discurso dado por televisión la madrugada del martes pasado para responder a Putin cuando el líder ruso reconoció las regiones separatistas como independientes, Zelenskyy se vio débil, según sus críticos.

El presidente de Ucrania emitió su respuesta para la nación desde un despacho en solitario y con el mapa de Ucrania desenfocado de fondo. Aún no vio prudente declarar el “Estado de emergencia” y para entonces pedía a los ucranianos continuar con su vida normal.

Ante el ataque sorpresa, todas las premisas saltaron por los aires y el país en pleno se ha dedicado a la defensa del territorio y las fuerzas políticas actúan en bloque.

La diputada del Parlamento ucraniano, Lesia Vasylenko, del Partido Voz, formación con 20 legisladores de tendencia liberal y pro Europa, dijo a la corresponsal de la TDI Colombia en Kiev que el discurso de Putin de ese martes fue una “clara declaración de guerra”.

Agregó que el momento era tan crucial que el presidente ucraniano debió hacer acopio de las diversas fuerzas políticas del país para acrecentar el carácter simbólico y levantar la moral de las tropas y la nación.

A su criterio, Zelenskyy debió acudir al Parlamento y emitir sus palabras al país “en el podio frente a los legisladores, los representantes del pueblo ucraniano”.

Esto “habría tenido un impacto y un significado inmensos para el pueblo de Ucrania y podría haber levantado la moral y enviado un mensaje mucho más poderoso a Putin”, agregó.

Otros políticos han dicho que el presidente ha considerado que por simplemente “ser encantador” bastaría para hacer frente a la “gran prueba” de fuego que jamás pudieron imaginar algunos ucranianos.

Con los días, se han desfigurado esas críticas iniciales.

La ex viceprimer ministra durante el gobierno anterior de Petro Peroshenko, y actual diputada, Ivanna Klympush-Tsintsadze dijo a TDI que el presidente de Ucrania retrasó la preparación para la guerra inminente que se avecinaba.

Las propuestas de ley para reforzar las fuerzas armadas, dotar de mayores salarios a los efectivos militares y comprar armas eran parte de los paquetes que apresuraban, pero la casa de gobierno no aligeraba el paso para gestionar y dar forma al proceso, las propuestas languidecieron en el Parlamento.

La congresista Klympush-Tsintsadze y otros legisladores ya estaban alarmados, antes que sonara la primera explosión, por la ausencia de una planificación seria de emergencia y defensa civil. Pero la necesidad y la identificación de un enemigo común han puesto a los ucranianos con un solo objetivo, “defender el territorio” a toda costa.

“No se trata de saberlo todo. Es negarse a tener entre los suyos a expertos que saben qué preguntas hacer y tener asesores que puedan contradecirlo y desafiarlo. Escogió amigos cercanos y aliados confiables con poca experiencia técnica o de gobierno en lugar de expertos reales, y podríamos pagar un precio por eso”, sentenció.

Ante la vorágine que vive el país, el pueblo ve a su mandatario como otro ciudadano más frente al poderío ruso.

Tiempo atrás ganó fuerza la comedia

Cuando en su vida de actor del programa de humor “Servidor Público” imperaba la comedia, el que pronto sería presidente Volodymir Zelenksky reconoció públicamente que no tenía conocimientos políticos sólidos y cuando llegó la campaña —que tuvo mayor fuerza en redes sociales— puso un eslogan para evadir la falta de plan de gobierno. “Sin promesas, no hay decepción”.

El salto a la política inició medio en serio y medio en broma, en la mismo estación de televisión que con el nombre del programa inscribió el partido político que le llevaría al poder, y las encuestas no tardaron en ponerlo a la cabeza.

El presidente dibujado en la sátira política era un mandatario que llegaba por accidente a la casa de gobierno, luego que sus alumnos hicieran públicos en redes sociales sus discursos políticos, en los que machacaba a las elites en el poder y sobre todo ofrecía meter diente a la corrupción.

Durante tres años, cada capítulo del programa era seguido con una sensación sin precedentes en la televisión ucraniana. Incluso antes de lanzar oficialmente su candidatura, ya era favorito en las encuestas para dirigir el país.

Llegado el momento, solo fue cuestión de ver subir la cifras y el apoyo popular. La noche de la elección, al hacerse del triunfo en las urnas en todas las regiones con porcentajes arriba del 73%, Zelenksky le dijo a la nación: “Nunca los decepcionaré”.

Hoy, cuando Moscú deja caer su arsenal contra Ucrania, el joven mandatario salido de la comedia ha sido invitado por el Kremlin a viajar fuera del país para “negociar”. El mundo en vilo observa el desenlace.

[Con información de Jamie Dettmer, (TDI)
La nota original fue publicada el viernes 25 de febrero y actualizada el lunes 28.

¡Conéctate con la TDI Colombia! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Radio online
TV en vivo
Siguenos en Facebook
Descarga Nuestra App
Suscribete a Nuestro Youtube
Escucha nuestra Radio en
Publicidad