Pantalla de inicio al encender el Mac, personalízala a tu gusto

Cada día ves la pantalla de inicio al encender tu Mac. Apenas le dedicamos unos segundos de nuestro tiempo, pues lo que queremos es introducir la contraseña para hacer el inicio de sesión y así empezar a trabajar, navegar por la web o jugar. Sin embargo, como muchas cosas en macOS, puedes personalizar la pantalla de inicio para que sea lo más personal posible y así disfrutar de todo lo que da de sí.

Aparte de las opciones habituales que encontrarás en Preferencias del Sistema > Usuarios y grupos > Opciones de inicio, hay otras cosas que puedes cambiar. Para empezar tu avatar se puede animar para que reaccione cuando introduces la contraseña. También puedes elegir un fondo de pantalla diferente durante el inicio de sesión. Incluso es posible añadir un mensaje personal. Y si tienes un Mac y un Apple Watch, incluso podrás desbloquear tu Mac acercando tu reloj inteligente a tu ordenador.

A continuación, una recopilación de aspectos y opciones que puedes cambiar para que al encender tu Mac, el aspecto de macOS sea acorde a tus necesidades diarias. Seguridad, accesibilidad, aspecto, acciones disponibles y mucho más. Y si te va más la comodidad y no hay peligro de que nadie acceda a tu Mac, te contamos cómo activar el inicio de sesión automático.

¿Qué quieres ver en la pantalla de inicio?

Al primer lugar al que tenemos que ir si queremos personalizar la pantalla de inicio de macOS es a Opciones de inicio. Encontraremos este menú en Preferencias del Sistema > Usuarios y grupos. Para hacer cambios deberás tener privilegios de administrador. Si los tienes, pulsa en el candado para abrirlo con tu contraseña de usuario.

Para empezar, hay dos maneras de ver los usuarios disponibles. Como una lista o como nombre y contraseña. En la primera opción, deberás elegir el usuario e introducir la contraseña. En la segunda opción, deberás introducir ambos datos. Además, puedes elegir qué ver en la pantalla de inicio. Por defecto, los botones de reposo, reiniciar y apagar. También es posible activar el menú Teclado o las indicaciones de contraseña por si la olvidas.

Por último, si entras en Opciones de accesibilidad… podrás activar más elementos para ver al encender tu Mac. En este caso, se trata de funciones especiales como VoiceOver, que leerá los elementos en pantalla en voz alta, Zoom, para ampliar partes de la pantalla, etc.

Mostrar un mensaje al encender tu Mac

Antes hemos visto las opciones habituales para cambiar la pantalla de inicio de macOS, pero podemos ir más allá. Por ejemplo, incluir un mensaje personalizado a modo de bienvenida. Lo verás cada vez que bloquees tu Mac y aparezca la pantalla de inicio. También tras encender tu Mac tras tenerlo apagado.

Para configurar este mensaje tendrás que ir a Preferencias del Sistema > Seguridad y privacidad > General. Una vez ahí, activa la opción “Mostrar un mensaje cuando la pantalla esté bloqueada”. Además de activarla, tendrás que entrar en Definir mensaje… e introducir dicho mensaje. En principio, hay espacio suficiente para escribir un mensaje relativamente largo. De ti depende su contenido.

Cambiar tu avatar o imagen de usuario

Una de las cosas que más llaman la atención en las últimas versiones de macOS es el uso de avatares animados para tu usuario. Me refiero a los Memojis. Y es que se acabaron los avatares o las imágenes estáticas. Ahora puedes incluir tu Memoji personalizado y listo para moverse, quedarse dormido o ponerse triste si escribes mal la contraseña. Un detalle que te puede parecer absurdo pero que queda bien a nivel estético.

Si vamos a Preferencias del Sistema > Usuarios y grupos verás la lista de usuarios existentes. Entra en el tuyo y luego pulsa en el icono de tu avatar. Si colocas el cursor del ratón encima aparecerá el mensaje Editar. Aparecerá una ventana con todas las opciones que puedes elegir para cambiar el icono de tu usuario. Un emoji, un dibujo o imagen, una fotografía, las sugerencias de toda la vida… También puedes hacerte una foto con Cámara.

La opción más divertida es la de Memoji. Puedes elegir uno de los que ya existen, de animales, o mejor crear uno nuevo pulsando en el símbolo +. Tienes muchos elementos para personalizarlo y así hacer una versión tuya animada. Cuando termines, podrás personalizarlo todavía más seleccionándolo y yendo a Pose. Ahí podrás elegir una mueca o rasgo concreto para que se vea siempre que aparezca tu avatar. Serio, contento, enfadado, sorprendido… Hay muchos para elegir. Finalmente, desde Estilo tienes varios colores para cambiar el fondo de tu avatar. Y para que el avatar se vea más grande o más pequeño dentro de su círculo, a la izquierda tienes una barra reguladora.

Dos curiosidades. Si tienes asociado tu usuario de macOS con tu cuenta de Apple, ambos avatares estarán sincronizados, de manera que cambiando uno, se cambiará el otro. Por otro lado, como dije antes, en la pantalla de inicio, tu avatar hará gestos y muecas según lo que hagas o no hagas. Por ejemplo, si dejas la pantalla bloqueada y te ausentas, si escribes mal la contraseña, cuando inicies sesión correctamente…

Cambiar la imagen del inicio de sesión

Uno de los elementos que más se ven en la pantalla de inicio al encender tu Mac es el fondo de pantalla. Una imagen que se configura por defecto y que no sabemos cómo cambiar. Es decir, desde Preferencias del Sistema > Escritorio y salvapantallas puedes elegir un fondo para el escritorio de macOS. En las versiones más recientes, ese fondo puede ser estático o dinámico.

Pero ni rastro de la pantalla de inicio. Para cambiar ese fondo tendremos que cambiar un archivo por otro. Algo que debemos hacer con cierta precaución. Primero, abrimos Finder y le decimos a qué ruta ir con el atajo de teclado Mayúscula + Comando + G. En la ventana que se abrirá introducimos la ruta /Library/Caches/Desktop Pictures. Según la versión de macOS que tengas, verás una carpeta o un archivo. Dentro de la carpeta verás ese archivo. En ambos casos, dicho archivo es una imagen en formato PNG de nombre lockscreen.

Por si acaso, copiamos esa imagen y la pegamos en otra carpeta para tener una copia de seguridad. Podemos cambiarle el nombre por “old-lockscreen”, por ejemplo. El tema es que tendremos que sustituir ese archivo por otra imagen, la que queremos de fondo. Procura que tenga, mínimo, la misma resolución que la pantalla de tu Mac. Para saber esto, ve a menú Apple > Sobre este Mac > Pantallas.

Puedes usar imágenes propias o una de las oficiales, que encontrarás si vas a Preferencias del Sistema > Escritorio y salvapantallas y en la pestaña Escritorio haces doble clic en la carpeta Imágenes escritorio. Se abrirá Finder con las imágenes oficiales. Copia la que quieras y pégala en la carpeta /Library/Caches/Desktop Pictures. Luego renómbrala a lockscreen para que en el próximo inicio de sesión aparezca el nuevo fondo de pantalla.

Cómo activar el inicio de sesión automático

El sistema de usuarios y contraseñas de macOS tiene su razón de ser. Pero puede que prefieras la comodidad frente a la seguridad. Si estás seguro de que nadie accederá a tu Mac físicamente, puedes activar el inicio de sesión automático. Así evitarás introducir la contraseña cada vez que enciendas el Mac. Es más, no verás la pantalla de inicio. Pero se te seguirá pidiendo la contraseña si hay que instalar o cambiar algo importante en macOS.

En Preferencias del Sistema > Usuarios y grupos > Opciones de inicio encontrarás la opción “Inicio de sesión automático”. Cambiaremos Desactivado por el usuario que quieres que inicie sesión por defecto. Si tienes uno, ningún problema. A continuación, tendrás que introducir tu contraseña para confirmar el cambio. Podrás deshacer este cambio desactivando el inicio de sesión desde el mismo menú.


Fuente: Hipertextual

Radio online
TV en vivo
Siguenos en Facebook
Descarga Nuestra App
Suscribete a Nuestro Youtube
Escucha nuestra Radio en
Publicidad