Omán proyecta la mayor planta de hidrógeno ecológico del mundo

Imagen: bonandbon – Depositphotos.

El país productor de petróleo pretende que la planta, alimentada por energía eólica y solar, esté a pleno rendimiento en 2038

Omán tiene previsto construir una de las mayores plantas de hidrógeno ecológico del mundo, con el fin de convertir a este país productor de petróleo en líder de la tecnología de las energías renovables.

Está previsto que la construcción comience en 2028 en Al Wusta, en el mar Arábigo. Se construirá por fases, con el objetivo de alcanzar su plena capacidad en 2038, alimentada por 25 gigavatios de energía eólica y solar.

El consorcio de empresas que está detrás de este proyecto de 30.000 millones de dólaresincluye a la empresa estatal de petróleo y gas OQ, al promotor de hidrógeno renovable InterContinental Energy, con sede en Hong Kong, y al inversor energético Enertech, con sede en Kuwait.

Una vez en marcha, la planta usará energía renovable para dividir el agua en un electrolizador y producir hidrógeno verde, capaz de sustituir a los combustibles fósiles sin producir emisiones de carbono. La mayor parte se exportará a Europa y Asia, según Alicia Eastman, cofundadora y presidenta de InterContinental Energy, bien como hidrógeno o convertido en amoníaco verde, más fácil de transportar y almacenar. La instalación pretende producir 1,8 millones de toneladas de hidrógeno verde y hasta 10 millones de toneladas de amoníaco verde al año.

En la actualidad, Omán depende en gran medida de los combustibles fósiles, ya que genera hasta el 85% de su PIB a partir del petróleo y el gas, pero sus reservas de combustibles fósiles están disminuyendo y su extracción es cada vez más costosa. En diciembre de 2020, el país publicó su estrategia Oman Vision 2040, un plan para diversificar la economía y alejarla de los combustibles fósiles y aumentar la inversión en energías renovables.

Omán es uno de los lugares del mundo que he llamado las ‘futuras superpotencias renovables, porque lo que realmente se quiere [para producir hidrógeno verde] es energía solar muy barata y viento muy barato.

Alicia Eastman

Aunque la electrificación es la forma más eficiente de descarbonizar la mayoría de los sectores, es limitada cuando se trata de industrias de alto consumo energético como la siderurgia, la química, la aviación y el transporte marítimo. El hidrógeno verde será vital para ayudar a estos sectores, afirma la Agencia Internacional de la Energía.

Sin embargo, el hidrógeno verde representa actualmente menos del 1% de la producción mundial de hidrógeno. La mayor parte se sigue produciendo con combustibles fósiles como el gas y el carbón, en un proceso que emite unos 830 millones de toneladas de carbono al año, lo que equivale a las emisiones del Reino Unido e Indonesia juntas. El “hidrógeno azul” es una versión más limpia, ya que las emisiones se capturan y almacenan, pero sigue produciéndose con gas, y algunas compañías petroleras lo consideran una forma de seguir utilizando combustibles fósiles.

Uno de los escollos del hidrógeno verde ha sido su coste, en parte por las enormes cantidades de energía que requiere. Pero a medida que las energías renovables y los electrolizadores se abaratan, y los precios de los combustibles fósiles suben, los costes podrían bajar hasta un 64% para 2030, según un estudio de la consultora Wood Mackenzie.

La mayoría de los productos de hidrógeno verde no serán competitivos hasta dentro de una década, el proyecto de Omán es una señal de que los inversores prevén una gran demanda futura de combustibles basados en el hidrógeno después de 2030.

Falko Ueckerdt, Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático.

La planta propuesta en Omán es sólo uno de los megaproyectos de hidrógeno verde previstos en todo el mundo.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

Radio Online

Las más Leídas

Siguenos en Facebook

Siguenos en X

TDI Colombia Comunicaciones
Canal de televisión emitiendo desde Villavicencio, Meta mostrando todo lo bueno del llano para la región, el país y el mundo