La ONU alerta del impacto de grupos armados en proceso electoral de Colombia

La oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos alerto de la presencia de “grupos armados no estatales” en zonas de las 16 circunscripciones de paz en Colombia y del impacto negativo de éstos en “la seguridad” del proceso electoral que tendrá lugar en mayo.

De acuerdo con un informe presentado por la oficina sobre la situación de derechos humanos en Colombia -en el marco del quinto aniversario de la firma del Acuerdo Final de Paz entre el Estado y la guerrilla de las FARC– se ha registrado un incremento de las violaciones de los derechos humanos durante el último año en diferentes zonas del país.

El documento hace hincapié en que uno de los mayores obstáculos a la paz es la limitada presencia del Estado, sobre todo de las autoridades civiles, en muchas zonas del país, lo que permite que se produzcan muchos asesinatos y otros actos violentos.

El organismo instó al Estado colombiano a “tomar medidas preventivas para garantizar el ejercicio de actividades electorales y la participación política en un ambiente libre de amenazas y de todo tipo de violencia”.

Un 2021 violento

El informe, de la oficina presidida por Michelle Bachelet, reveló que 2021 fue un año especialmente violento en Colombia.

ONU Derechos Humanos recibió información sobre 100 casos de posibles masacres en 2021, de las cuales verificó 78 casos, dos siguen en proceso de verificación y 20 fueron considerados como no concluyentes.

En las 78 masacres verificadas se registraron 292 víctimas (32 mujeres, 15 niños, cinco niñas y 13 personas pertenecientes a pueblos étnicos: siete indígenas y seis afrocolombianos). Los departamentos más afectados son Antioquia, Cauca, Nariño y Valle del Cauca.

Además, entre enero y noviembre de 2021, 72.388 personas, entre ellos 12.848 menores, se vieron desplazadas, triplicando casi la cifra que se registró en 2020 de 26.291.

La ONU, a través de su Misión de Verificación, también constató el asesinato de 54 antiguos integrantes de las FARC-EP y recibió 202 alegaciones de homicidios de defensores de derechos humanos, de las cuales verificó que en 100 existía un vínculo entre su muerte y su labor.

En cuanto a las presuntas violaciones de derechos humanos por parte de la Fuerza Pública, la ONU recibió 100 alegaciones de muertes de las que verificó 54 casos. De ellos, 29 se dieron por el uso innecesario o desproporcionado de la fuerza en el marco de protestas sociales.

¡Conéctate con la TDI Colombia! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Radio online
TV en vivo
Siguenos en Facebook
Descarga Nuestra App
Suscribete a Nuestro Youtube
Escucha nuestra Radio en
Publicidad