La obesidad, una pandemia silenciosa que podría poner en riesgo a Pereira

En el informe de 2018, los únicos datos que suministraron desde la Secretaría de Salud demuestran que “aproximadamente uno de cada cinco jóvenes entre 18 y 28 años presentan sobrepeso y en igual proporción obesidad”. Eso lleva a que el 40 % de esta población tenga exceso de peso.

Esta condición causa mayor impacto en las mujeres, quienes representan en la ciudad el 20,8 %, mientras que los hombres solo el 16 %.

El pasado 4 de marzo se conmemoró el Día Mundial de la Obesidad, una enfermedad que se convirtió en un desafío de salud pública en Colombia y las cifras lo demuestran.

Según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (Ensin 2015), el 56,7 % de la población mayor de 18 años sufre de obesidad, son seis de cada diez adultos los que están en esta condición en Colombia. Esta situación causa una fuerte presión sobre las finanzas del sistema de salud, debido a que se calcula que 1,8 millones de personas tienen enfermedades crónicas derivadas de la obesidad. Ahí surge la urgencia de tomar acciones urgentes.

Esta enfermedad está caracterizada por exceso de grasa corporal que aumenta los riesgos de problemas de salud asociados. Esta patología es resultado de ingerir más calorías de las que se queman durante la rutina habitual o en el ejercicio.

En gran medida, es debido a hábitos alimenticios inadecuados, pues el 60 % de la población adulta no tiene una buena rutina nutritiva de ingesta de alimentos. Sin embargo, el país no es un caso aislado: la obesidad es un problema de salud pública global, pues su prevalencia casi se duplicó entre 1980 y 2008, y América Latina, donde se registran anualmente 3,6 millones de personas obesas, es una de las regiones más afectadas.

Lee También

Pereira puede padecer más obesidad

El médico endocrinólogo Otmaro Belalcázar, radicado en Pereira, en conversación con El Diario expresó: “En esta ciudad el porcentaje debe ser más alto que en Colombia, porque la población es más longeva, por efecto hormonal y prevalencia de sedentarismo, al ser una ciudad turística donde las personas llegan a pasar sus últimos años en la tranquilidad del paisaje”.

La relación entre hombres y mujeres es de tres a uno, explica el doctor Belalcázar, porque el hombre al producir testosterona brinda un efecto protector que minimiza, en relación a la mujer, el ascenso en el porcentaje de grasa. A eso se debe que ellos tengan un poco más de músculo.

Esta condición se puede apreciar con mayor claridad en mujeres con menopausia y hombres con andropausia

Herencia y ambiente, factores para la obesidad

El 60 % de la población adulta no tiene hábitos de vida saludable, lo que es transmitido de generación a generación. “Vivimos en un ambiente obesogénico, la mayor prevalencia de obesidad es epigenética, pero no es la única causa. Estamos en un punto que la tecnología se come las calorías que nosotros no quemamos, o sea que las acumulamos”.

“Nuestros abuelos trabajaban en el campo y lo que comían lo quemaban, cosa que ahora ha cambiado. Entre más tecnología, más obesidad”, puntualiza Belalcázar.

800 millones de personas en el mundo tienen obesidad. De ellas 2,8 millones de personas mueren cada año debido a ella.

La cirugía bariátrica y los medicamentos pueden ser ayudas que van de la mano de los cambios en hábitos de vida saludable en los pacientes con obesidad mórbida.

Radio online
TV en vivo
Siguenos en Facebook
Descarga Nuestra App
Suscribete a Nuestro Youtube
Escucha nuestra Radio en
Publicidad