La batería térmica doméstica que liberará a millones de hogares del gas


La nueva promesa de la transición energética viene de los Países Bajos. Un grupo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Eindhoven y el organismo de investigación holandés TNO han creado una innovadora batería térmica doméstica. Una solución ecológica y económica que podría liberar a millones de hogares del uso del gas para la calefacción en invierno.

El invento recibió una subvención de 7 millones de euros del programa Horizonte de la UE en 2019; recursos que los investigadores, junto con los demás socios del consorcio HEAT-INSYDE, han utilizado para seguir desarrollando la tecnología. Ahora están planeando las primeras pruebas en el mundo real.

¿Cómo funciona la batería térmica?

La batería HEAT-INSYDE utiliza dos ingredientes básicos: vapor de agua y sal.

Cuando estos componentes se encuentran, el agua se une a la sal, creando nuevos cristales y liberando calor en el proceso. Al devolver la energía térmica al sistema, el agua y la sal se separan y, mientras permanezcan separadas, la energía suministrada puede almacenarse sin pérdidas.

Estos días, el equipo ha construido el primer prototipo: una especie de gran armario formado por 15 pares de «cajas», cada una de las cuales representa una batería térmica. La estructura tiene una capacidad total de almacenamiento de más de 200 kWh. Un valor, explica el profesor Olaf Adan, responsable del proyecto, «equivalente a dos Teslas completamente cargados«.

Hemos optimizado la versión anterior en innumerables aspectos. Hemos rediseñado componentes individuales, como el evaporador y el intercambiador de calor, y hemos aprovechado mejor el espacio y otros materiales. La unidad también incluye un sistema de medición y control para optimizar la gestión de la energía.

Olaf Adan

La instalación tiene grandes dimensiones, pero las unidades individuales (las cajas) se han diseñado especialmente para ser modulares y ofrecer todo tipo de posibilidades de diseño. Incluyendo sistemas domésticos y orientados al usuario.

Las primeras pruebas prácticas comenzarán a finales de año, con la instalación de baterías piloto de unos 70 kWh en dos casas de Eindhoven, una en Polonia y otra en Francia. Pero el consorcio también está considerando el almacenamiento térmico en edificios de oficinas, invernaderos, autobuses eléctricos o barcos de lujo.

Vía www.tue.nl

Radio online
TV en vivo
Siguenos en Facebook
Descarga Nuestra App
Suscribete a Nuestro Youtube
Escucha nuestra Radio en
Publicidad