Medio AmbienteNoticiasRecientes

Europa propone nuevas normas para que los teléfonos y las tablets duren más

Imagen: AndreyPopov – Depositphotos.

Europa quiere reducir los residuos electrónicos imponiendo nuevas normas de reparabilidad de teléfonos y tablets.

Componentes.

El brazo legislativo de la Unión Europea ha propuesto nuevas normas de reparabilidad de teléfonos móviles y tablets. Dice que los fabricantes deben tener disponibles al menos 15 componentes durante al menos cinco años después de lanzar un nuevo teléfono en la Unión Europea.

En ese plazo, los consumidores podrán sustituir piezas como baterías, pantallas, cargadores, cubiertas traseras y bandejas para tarjetas SIM y de memoria.

Baterías.

La Comisión Europea también pretende mejorar la durabilidad de las baterías. Dice que las baterías de los teléfonos y tablets deben ser capaces de soportar al menos 500 cargas completas antes de caer por debajo del 83% de su capacidad.

Según la normativa propuesta, los teléfonos tendrían que llevar una etiqueta en la que se detallara información como la duración de la batería, así como los índices de resistencia a las caídas y al agua.

Reducir los residuos electrónicos.

El objetivo es reducir los residuos electrónicos y el impacto medioambiental de los teléfonos y las tablets.

Según varios estudios, aumentar los ciclos de vida de los teléfonos inteligentes en cinco años equivaldría a retirar unos 5 millones de coches de las carreteras en términos de emisiones. La propuesta sugiere que hacer que los teléfonos y las tablets sean más reciclables y reparables reduciría en un tercio los costes de consumo de energía asociados a su fabricación y uso.

Los fabricantes de teléfonos inteligentes han contraatacado a algunos elementos de la normativa alegando que una mayor disponibilidad de piezas aumentará el consumo de plástico.

Una posible sobreproducción, el posterior almacenamiento y la destrucción de piezas de recambio se traducirá, naturalmente, en el desperdicio de recursos, la reducción de la eficiencia de los materiales y un valor económico negativo que, en última instancia, se traducirá en un aumento de los costes para el consumidor.

Digital Europe, organización que representa a empresas tecnológicas y grupos comerciales.

No obstante, algunos fabricantes de teléfonos intentan adelantarse a esta normativa ofreciendo a los consumidores componentes y herramientas para reparar ellos mismos sus dispositivos. Apple, Google y Samsung han empezado a vender piezas para teléfonos y otros productos.

Actualizaciones de software.

Las normas propuestas también afectarían a las actualizaciones de software. Los fabricantes tendrían que seguir proporcionando actualizaciones de seguridad durante cinco años después de dejar de vender un dispositivo y proporcionar actualizaciones de funcionalidad durante al menos tres años.

Ya en junio, la Comisión Europea anunció una directiva para que el USB-C se convierta en el estándar de carga de la mayoría de los dispositivos electrónicos, incluidos todos los teléfonos, para el otoño de 2024.

Algunas empresas tecnológicas se habían opuesto durante mucho tiempo a esta medida, en particular Apple, que utiliza el cargador Lightning patentado para muchos de sus dispositivos portátiles.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button