Medio AmbienteNoticiasRecientes

Estudiante universitaria construyó su propia bicicleta eléctrica de madera de forma artesanal

Estudiante universitaria construyó su propia bicicleta eléctrica de madera de forma artesanal

La industria de las bicicletas eléctricas se está disparando en todo el mundo a medida que la gente adopta una alternativa más respetuosa con el medio ambiente para los desplazamientos diarios y una forma de disfrutar del aire libre.

Las mentes creativas están desarrollando las bicicletas eléctricas, como la generación de energía a partir de la rotación de los neumáticos y nuevos y creativos estilos de carrocería.

Evie Bee, artesana de la madera, maquetista y estudiante universitaria, ha unido sus pasiones en una bicicleta eléctrica de madera única y hermosa a la que llama Electraply.

El diseño de la bicicleta se inspiró en mi amor por las motos cafe racer y scrambler del pasado y el deseo de honrar y continuar este diseño icónico a través de una interpretación moderna.

Me apasiona el diseño sostenible y la combinación de métodos de fabricación modernos con técnicas de construcción tradicionales.

Evie Bee

Electraply se compone principalmente de capas de contrachapado de álamo de origen sostenible, que es la inspiración del nombre. Las capas exteriores incluyen también madera de abedul. Bee también incorpora acero inoxidable en las zonas donde se necesita una mayor resistencia.

El uso de la madera para el cuadro amenazaba con hacer la bicicleta demasiado pesada, pero Bee aclara: «Pesa unos 30 kg con la batería y el motor. Intenté que no pesara más que una bicicleta eléctrica normal con neumáticos gruesos, que pesan entre 25 y 35 kg«.

Se usó chapa de álamo para el bastidor central con el fin de mantener el peso bajo, mientras que la chapa de abedul para las piezas exteriores del bastidor para que fuera más resistente.

Para la bicicleta original, Bee recuperó las horquillas de una vieja bicicleta. La decisión dio lugar al uso de frenos V-brake en el diseño porque las horquillas no funcionarían junto con los frenos de disco. Dice que no es lo ideal, pero que de momento funciona, y admite que «las horquillas serán sin duda lo primero que mejore cuando tenga el dinero. Será sin duda una necesidad si el diseño se comercializa«.

Hay elementos de seguridad para contrarrestar el sistema; el freno delantero está conectado al motor, lo que hace que se apague cuando se pisan los frenos. La rueda trasera también tiene un freno de mano.

A diferencia de la mayoría de las bicicletas eléctricas, Bee no intentó ocultar la batería. De hecho, la ha colocado en primer plano. El diseño de la bicicleta se inspiró en las motos scrambler, cuyos depósitos de gasolina son muy visibles. Quería trasladar esto a su propio diseño, pero cambiando el depósito de gasolina por una batería.

Bee está trabajando actualmente en el desarrollo de una campaña de Kickstarter para Electraply con la esperanza de producirla en masa en algún momento. Para aquellos interesados en trabajar con los conocimientos que ha desarrollado en el proceso, ha escrito dos libros electrónicos que ha publicado en su sitio web. Uno cubre el proceso de diseño para crear la bicicleta, mientras que el segundo detalla el proceso de construcción para convertir el diseño en una bicicleta eléctrica que funcione en la vida real.

Diseñadora: eviebeedesigns.co.uk

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button