NoticiasRecientesTecnologia

El Samsung Galaxy S22 se deprecia tres veces más que un iPhone 13

La depreciación de los smartphones es algo que existe desde siempre, sin embargo, este año las cosas parecen más complicadas. De acuerdo con un análisis del portal SellCell, el Samsung Galaxy S22 pierde su valor más rápido que el iPhone 13 tras dos meses de su lanzamiento.

Los datos, provenientes de 40 compradores independientes de Estados Unidos, muestran que el terminal de Samsung llega a depreciarse hasta en 57,5%, equivalente a una pérdida de 575 dólares. En el mismo periodo de tiempo, el iPhone 13 reduce su valor un 19,1% en una de sus variantes.

SellCell

Vale la pena mencionar que estas cifras son valores de intercambio para modelos usados. SellCell recolecta datos de fuentes confiables en Estados Unidos y realiza un análisis de la pérdida de valor de los smartphones. La depreciación varía de acuerdo al modelo, por ejemplo, un iPhone 13 Pro Max de 128 GB solo experimenta una caída de 4,7% para la condición “Bueno” y 3,8% para aquellos que se revenden “Como nuevos”.

En contraste, el Samsung Galaxy S22+ 5G de 128 GB se deprecia 57,5 % en condición “Bueno” y 53,8% en “Como nuevo”. Otro smartphone Android que también padece esta caída es el Google Pixel 6 Pro de 256 GB. El buque insignia de Google registra 45,7% en los modelos que se venden “Como nuevo”. Este porcentaje representa una pérdida de 479 dólares con respecto al precio inicial de 999 dólares.

Comprar un Samsung Galaxy S22 usado puede ser una gran inversión

Pese a la inyección millonaria en campañas de marketing y las excelentes especificaciones de los modelos de tope de gama, la realidad es que los smartphones de Samsung tienden a devaluarse más rápido que los iPhone. Mientras que un iPhone 13 de 128 GB pierde 139 dólares tras el primer mes, el Galaxy S22 5G de 128 GB se deprecia 339 dólares durante el mismo periodo de tiempo.

Según el análisis de SellCell, el iPhone 13 registra los niveles más bajos que cualquier otro modelo de Apple en años anteriores. En las variantes premium, como el iPhone 13 Pro Max, la caída es mínima y recuperan su valor al segundo mes. Este fenómeno tendría relación con la escasez de chips que afecta a la industria tecnológica desde 2020.

Mientras que los iPhone 11 y 12 sufrieron una depreciación promedio de 40%, los iPhone 13 apenas llegan al 25%. El reporte individual de los terminales de Apple menciona que esta tendencia podría mantenerse si la producción sufre un nuevo recorte durante 2022 y 2023.

Aunque las cifras de este reporte solo contemplan los precios de smartphones usados, puede servir como referente para aquellos que buscan actualizar su viejo Galaxy. La tendencia indica que siempre es mejor esperar uno o dos meses para conseguir una oferta imbatible en un móvil usado.


Fuente: Hipertextual

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button