Colombiatex 2024: novedades de la feria

Hace diez, once años, la conversación sobre lo sostenible se sostenía en dos premisas que sin matices, llegaban a ser falacias: uno, que el fast fashion era el diablo a derrotar, sin saber por qué y cómo lo consumían en diversas industrias de moda.

Dos, que lo sostenible solamente era accesible para unos pocos y más en países en economías precarias. Claramente, un inicio en contra para poder construir una visión de sostenibilidad propia y más desde un país periférico en la moda como Colombia.

No fue fácil, pero Inexmoda se dio cuenta- es su trabajo, a fin de cuentas- y pronto, de cómo se transformaría la industria. Una en que si bien aún hay prácticas cuestionables en entornos laborales, y más con las denuncias en saco roto que se han hecho en la moda colombiana y en donde el consumo de fast fashion antes se hace cada vez más accesible, como lo demuestra Shein (que superó a gigantes como Inditex y H&M), tendría que evaluar sus propios procesos desde todo aspecto.

El tecnológico, que ya Inexmoda mostró en Colombiatex de 2019, con la Cuarta Revolución Industrial y sus máquinas que evitan desperdicios textiles. Con una Biblioteca de Materiales abierta al público donde hay incluso desarrollos textiles que van desde el CBD hasta el café y que se hacen en todo el mundo.

Con una muestra clara de tendencias, que las marcas toman para adelantarse culturalmente hasta dos años para poder encajar sus tiempos de producción.

De esta manera, la Ruta de la Sostenibilidad, única en Latinoamérica, combinada con un Pabellón del Conocimiento donde hablan expertos en el sector, hizo de Colombiamoda y Colombiatex una de las ferias más importantes de moda a nivel latinoamericano y quizás mundial.

Y todo esto es lo que consolidan en 1100 metros cuadrados en Colombiatex 2024, cuyo concepto es la ‘Interconexión’. Porque se quiere ofrecer en un mismo espacio el proceso detrás de la marca.

El cómo se diseña, cómo se produce todo y así tener espacios con producto terminado. Y también ofrecer servicios como su Foro de Tendencias, abierto al público, y sus maravillosas innovaciones en sostenibilidad (Brasil trae muchas marcas con textiles hechos para mejorar el rendimiento deportivo) para un público que más allá de maravillarse con la moda, quiere aprender de ella.

“Hay un camino para recorrer, pero desde nuestra plataforma y lo que entregamos al sector, trazamos un camino hacia allá. Es nuestra responsabilidad. Y desde Colombiatex, con un espacio dedicado a la inspiración damos un conocimiento para que las marcas de verdad se preparen para competir en el mercado global, y definitivamente está ligado a una operación sostenible. También concientizamos al consumidor desde su responsabilidad y dando valor a las marcas colombianas. Se hace un buen trabajo en ese frente, pero tampoco se debe dejar atrás a las marcas que no han empezado o a las que apenas están empezando, porque esas son las que más tenemos que abrazar para guiarlas.  Y ellas son nuestro foco en La Ruta del Emprendedor, o con convocatorias como Mujeres Cambiando la Moda o Épica.  Siempre hemos querido que en el negocio todos vayan al siguiente nivel e impacten las comunidades con las que trabajan. Y esos ejercicios nos ayudan a ver cómo está el país y cómo se apoya también la moda, incluso en los saberes”, le explica Leonor Hoyos, Directora de la Línea de Conexión de Inexmoda, a Nueva Mujer Colombia.

Claro que hay retos. Ellos lo saben: el gasto en moda el año pasado no superó ni el 5% si se compara con otros sectores (según la consultoría RADDAR). Pero hay que construir una sostenibilidad ajustada a las realidades de un país en esa economía y con marcas que se empoderan desde lo social y desde lo que se tiene.

Porque han sido exitosas, en todo caso.

“Si no se es sostenible, a la vuelta de tres años no nos van a admitir en mercados. No vamos a conectarnos con un consumidor que cada vez es más exigente en ese frente. Entonces, y desde las posibilidades que esto ofrece, tenemos que mostrar que ser sostenible no es caro y que si bien competimos con otros sectores y no fue n año fácil, es seguir consolidando nuestras plataformas para que nuestra industria siga viva y dinámica”, expresa.

“Es necesario ajustarnos a las demandas globales”

Con 542 expositores y 14 conferencistas internacionales, se busca que las historias de moda vayan más allá del vestido tropical o artesanal. Se busca que se vea porqué la moda cuesta lo que cuesta. Y por qué comprar un “trapo” de un dólar probablemente evoque una gran falta a la ética si es un gasto suntuario. Y qué otras opciones sacan en Latinoamérica para evitar impactos ecológicos y sociales.

Y de paso, internacionalizarse, con todo el potencial existente, sobre todo en marcas de autor que incluso ya andan en Moda Operandi y otros espacios en el exterior.

“Hemos entendido que para tener empresas distinats, necesitamos enfoques distintos y queremos a directivos más informados. Por eso fusionamos lso espacios que tenemos y traemos expertos que nos hablen de cómo podemos hablar de sostenibilidad en el mercado global. Además, los desarrollos tecnológicos o lo que pasa en el mercado supera la capacidad muchas veces de las marcas. Por eso acompañamos a 700 de ellas, que facturan más que las marcas tradicionales”, le explica a NUEVA MUJER COLOMBIA Lorenzo Velásquez, Director de Transformación y Conocimiento de Inexmoda.

“Como feria tenemos que pensar en el futuro. En cómo podemos ser un diferenciador”, determina.

Es por eso que desde este 23 al 25 de enero los conocedores y público en general podrá ver el detrás de un proyecto ambicioso que no se ha hecho a nivel similar en otro país periférico (si al caso, Brasil, más desde la generación de sus tendencias propias) de la moda.  Y que ha cambiado el discurso de la sostenibilidad global de la única manera posible: proponiendo y mostrando a los innovadores en un terreno que tiene muchas facetas en una industria demandante, cambiante, pero también consciente.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

TDI Colombia Comunicaciones
Canal de televisión emitiendo desde Villavicencio, Meta mostrando todo lo bueno del llano para la región, el país y el mundo