NoticiasRecientesTecnologia

Arm reducirá el 15% de su personal tras el fracaso de la compra de Nvidia

Arm reduciría el 15 % de su personal tras el fracaso de la adquisición por parte de Nvidia, quien recientemente anunció que desistiría de adquirir al fabricante de chips debido a todas las trabas legales en el proceso.

El acuerdo de Nvidia para comprar el fabricante de chips Arm fue arriesgado desde el principio. Cuando las autoridades de la competencia se opusieron, ambas partes decidieron abandonar la adquisición de 40.000 millones de dólares. ¿En qué situación queda Arm y sus empleados antes de la salida a bolsa? Para algunos, la respuesta es “sin trabajo”.

Según The Guardian, Arm tiene previsto recortar hasta un 15% de su plantilla. La mayor parte de los recortes de empleo (unos 1.000 en total) afectarán a los empleados del Reino Unido y Estados Unidos. Se dice que la empresa emplea a unas 6.500 personas en todo el mundo, incluidas unas 3.000 personas sólo en el Reino Unido.

Arm comentó que, como cualquier empresa, está revisando continuamente su plan de negocio para asegurarse de que tiene el equilibrio adecuado entre las oportunidades y la disciplina de costos. “Desgraciadamente, este proceso incluye la propuesta de despidos en toda la plantilla mundial de Arm”, añadió un vocero oficial de la empresa.

Se les cae el trato con Nvidia y los platos rotos los pagan los empleados

La empresa matriz de Arm, SoftBank Group, recibirá de Nvidia una comisión de ruptura de 1.250 millones de dólares como consecuencia del fracaso del acuerdo.

Mike Clancy, secretario general de proyecciones de SoftBank, dijo que Arm es uno de los proveedores más importantes de empleos tecnológicos de alta calidad en el Reino Unido.

“Siempre supimos que existía el riesgo de que, una vez que se cerrara la venta a Nvidia, la empresa tratara de reestructurarse o reducir costes. Necesitamos urgentemente el liderazgo del Gobierno para proteger los puestos de trabajo y el gasto en investigación y desarrollo británicos”, añadió Clancy.

Al fracasar la adquisición, Arm se comprometió a seguir adelante con una oferta pública inicial dentro del año fiscal (que termina el 31 de marzo de 2023). Arm también nombró al ex ejecutivo de Nvidia René Haas como su nuevo director general.

Tal parece que Arm recibió un buen trato a pesar de la ruptura con Nvidia, y sin embargo, la realidad es que 1000 empleados perderán sus puestos de trabajo debido a sus malas políticas empresariales. Los costos deberían pagarlos los empresarios, pero bueno, ya saben como son las cosas ¿no? Los laburantes somos descartables.

¿Y a ustedes, que les parece esto de que Arm recortará personal para salvar los números? ¿Nefasto, no?

Fuente: Techspot



Fuente: HD tecnologia

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button