A pura entrega y amor Vianis García espera coronarse en el sóftbol de sus sextos Juegos Nacionales

El 17 de noviembre de 1985 en el municipio de Soplaviento, departamento de Bolívar, nació Vianis García, una mujer que vive día a día agradecida con su señora madre Luzmila Pérez y su abuelo José, a quien considera como su padre dentro y fuera de las canchas, rememorándolo luego de su partida hace dos años en cada momento de su vida. “Me duele no tenerlo aquí, cada juego es un dolor, sentir su ausencia. Un día mi abuelo José me dijo: ve donde el profesor Amor, dile que te enseñe a jugar el sóftbol, desde ahí empecé.”
 
Soplaviento es una tierra donde florecen jugadoras de la ‘pelota blanda’ y se caracteriza por su gente pujante, sociable y amable en sus diferentes roles. Vianis recuerda con cariño lo que vivió en su niñez junto a sus compañeras y al profesor Jaime Amor, un sinónimo vivo de su apellido, pues así lo manifiesta: “En mi mente siempre está el profesor Amor, quien me buscaba en su bicicleta, yo me iba en la barra y descalza, los pies se me calentaban mucho por el sol y él salía corriendo a echarme agua, me regaló mis primeros zapatos para entrenar, los recibí con mucho amor”.
 
Vianis compartía junto a su familia gran parte de su diario vivir, sin embargo, su madre no alentaba sus entrenamientos, ya que olvidaba las tareas del hogar, pero su abuelo era su sustento y respaldo, pues era él quien la reemplazaba para que ella asistiera al campo de sóftbol. En la actualidad, los motores de la vida de la softbolista son sus dos hijos Yegenys y Félix. No niega su inmenso amor por su esposo Félix Devoz, quien la ha apoyado demasiado en esta disciplina y es también dirigente deportivo.
 
La decisión más compleja para Vianis, fue cuando se dio cuenta que estaba en embarazo en los pasados Juegos Nacionales de Bolívar 2019.  “Me enteré dos días antes de iniciar los juegos que tenía dos meses de embarazo, no podía dejar a mi equipo solo, ni que los otros equipos se valieran de mi condición, dos personas sabían de mi estado de gravidez, pero así jugué logrando mi quinta medalla de oro y el título para Bolívar”. Para después cumplir a su promesa de no volver a tomar su papel de lanzadora en el diamante durante su periodo de su gestación.
 
Vianis García vive con agradecimiento, pasión y disciplina el sóftbol, pues hace hincapié en esto: “Gracias a este brazo que tengo, lo he logrado todo, familia, estudio, estabilidad económica, conocer países y tener una vida nivelada, por eso quiero reconocerlo con el triunfo en estos Juegos Nacionales 2023 para Bolívar”.
 
La bolivarense busca dejar un legado a los deportistas basado en la pasión y comptetitivad, pues este es un mensaje que resalta: “decirles a los jóvenes que jueguen con el alma, corazón, que no les dé lo mismo perder que ganar y no dejen nada para la próxima”.

TDI Colombia Comunicaciones
Canal de televisión emitiendo desde Villavicencio, Meta mostrando todo lo bueno del llano para la región, el país y el mundo