Medio AmbienteNoticiasPaisRecientes

6 formas de usar las cáscaras de plátano o banana secas como fertilizante

Hablamos de las 6 mejores formas de usar las cáscaras de plátano secas como fertilizante en tu jardín o huerto, y así aprovechar su alto contenido de potasio para cultivar las mejores plantas.

Hay muchos usos de la cáscara de plátano en el jardín o el huerto, que pueden ayudar a tus plantas a crecer mejor.

Mejores formas de usar las cáscaras de plátano secas como fertilizante.

Antes de empezar, ¿sabes que las cáscaras de plátano contienen un 42% de potasio? Increíblemente alto comparado con el 0,5% del estiércol.

Además, las cáscaras de plátano tienen aproximadamente un 3% de fósforo y algunos otros nutrientes esenciales para las plantas como el calcio, el hierro y el magnesio en una buena cantidad. Por eso las cáscaras de plátano son muy útiles en el jardín o huerto.

1. Seca las cáscaras de banana al sol y entiérralas en el suelo.

Puedes secar las cáscaras de plátano picadas en un horno o mantenerlas al sol bajo un colador para ayudar a que se sequen y se conviertan en trozos de plátano seco. Esparce los trozos secos en el jardín o huerto y riégalos.

También puedes enterrarlos en la tierra de tus plantas en maceta o usarlos como mantillo.

Como las cáscaras tienen una alta concentración de potasio, ayudarán a que las plantas en flor tengan una floración más abundante y brillante. El contenido de potasio también ayuda al desarrollo de las células de las plantas y las protege de las enfermedades.

2. Añadir a la mezcla de tierra en el momento de la plantación.

Todo lo que tienes que hacer es cortar las cáscaras en trozos pequeños y ponerlas a desecar con la piel hacia abajo en papel pergamino o en una bandeja para galletas.

Colócalas en un horno precalentado a 90ºC. Una vez que las cáscaras se vuelvan negras, crujientes y quebradizas, sácalas y tritúralas hasta conseguir polvo y alcancen una textura similar al café.

Guarda una parte en una bolsa ziplock y guárdala en el congelador para que conserve su frescura. Guarde algunas para su uso inmediato y mézclelas con la tierra para fomentar el crecimiento de los microbios beneficiosos del suelo y facilitar la descomposición y liberación de nutrientes.

3. Fertilizante líquido de cáscaras de plátano secas.

Haz un abono orgánico con dos cucharadas de cáscaras de plátano secas y una cucharada de cáscara de huevo y otra de sal de Epsom.

Mezcla todos estos ingredientes en una batidora y vierte la mezcla final en una botella. Añade 2 litros de agua y mezcla bien. Vierte este abono directamente sobre la tierra de tu jardín, tus plantas te lo agradecerán.

4. Deshidratar tiras de banana y usarlas como fertilizante.

Coloca las tiras de plátano en las bandejas del deshidratador y sécalas a alta temperatura. Están listas cuando se vuelven crujientes y marrones. Se recomienda una temperatura de 60ºC. Si no tienes un deshidratador, usa el horno a baja temperatura y mantén la puerta entreabierta. O tambien puedes fabricar uno tu mismo.

Una vez que las cáscaras se hayan secado y enfriado, córtalas en pequeños trozos o conviértelas en polvo en una batidora. Después, usa el polvo seco como fertilizante para tus plantas, pero ten cuidado de no echarlo directamente sobre las raíces.

También puedes añadir una cucharadita al agujero de plantación, pero asegúrate de cubrirlo con una capa de tierra o mantillo antes de plantar la planta.

Esto es bueno para las plantas de flor, especialmente los rosales, y ayudará a que la planta crezca a un ritmo mucho mayor. También favorecerá la floración.

5. Secar las cáscaras como abono.

Elija un lugar que reciba sol directo durante al menos 5-6 horas al día. Usa una malla de fibra de vidrio en lugar de una metálica. Este proceso tiene algunas desventajas: la primera es que es largo, ya que se necesitan aproximadamente 3-5 días para secar las cáscaras con éxito.

También puedes colgarlas directamente al sol 😉

Sin embargo, el secado de las cáscaras de esta manera será más beneficioso para las plantas, tanto en su crecimiento como en su desarrollo. ¡Conoce más de esto y cómo hacer este abono de cáscaras de plátano aquí!

6. Fertilizante orgánico de cáscaras de plátano.

Esta receta de abono es estupenda para las plantas de tu huerto y fomentará un crecimiento exuberante. Como las cáscaras son una rica fuente de potasio, promoverán un fuerte enraizamiento, floración y desarrollo de los frutos.

Seca las cáscaras de plátano guardándolas en una bolsa de plástico con cierre en el congelador durante 2 días. Después, coloca las tiras en un horno y sécalas a la temperatura más alta.

Una vez hecho esto, colócalas en una licuadora y haz un polvo fino. Mezcla de 2 a 4 cucharaditas de este polvo en un litro de agua y utilícelo en el follaje y el medio de cultivo una vez cada 3-5 semanas. Puedes obtener más información aquí.

Related Articles

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: