NoticiasPaisRecientes

Preso en EE. UU. se salvó minutos antes de ser ejecutado con una inyección letal

De acuerdo con la cadena BBC, Julius Jones, condenado por homicidio, iba a ser ejecutado en la tarde de este jueves en la prisión estatal de la ciudad de McAlester, en Oklahoma.

Sin embargo, minutos antes de que le pusieran la inyección letal, el gobernador del estado, Kevin Stitt, intercedió por el afroestadounidense y echó para atrás su condena de muerte, agrega el mismo medio.

“Después de haber estado rezando y tras revisar los materiales presentados por todas las partes involucradas en el caso”, Stitt decidió que Jones no debía morir.

Sin embargo, detalla la cadena británica, no es que el reo vaya a quedar libre. La condena de pena de muerte fue sustituida por otra de cadena perpetua sin libertad condicional y Jones no podrá acceder a ningún otro perdón o beneficio, indica la BBC.

Ese medio explica que la decisión del gobernador de Oklahoma también se dio por la presión social de algunas celebridades, como Kim Kardashian, y miles de personas que se compadecieron de Julius Jones, de 41 años, luego de que clamó por su vida.

Lee También

El hombre está en la cárcel desde 1999, cuando tenía 19 años, acusado del asesinato a tiros del empresario Paul Howell, mientras robaba su carro.

Desde siempre, Jones ha argumentado que es inocente y que nunca había visto al empresario hasta que salió la noticia de su homicidio en televisión.  Su caso se hizo famoso en EE. UU. gracias al documental ‘The Last Defense’ de ABC, que mostró en 2018 errores en la justicia estadounidense, sobre todo con ciudadanos de raza negra.

Desde la viralización de su caso, más de 6 millones de personas han firmado una petición que afirma que fue condenado a muerte debido a “fallas fundamentales en el sistema encargado de tomar decisiones”.

 “Estoy muy agradecida con todos los que usaron su voz y ayudaron a salvar la vida de Julius hoy. Gracias a la junta de libertad condicional y al gobernador Stitt”, escribió Kim Kardashian al conocer la noticia de que Jones no fue ejecutado.

“Pasé la mayor parte del día hablando por teléfono con Julius ayer entre sus reuniones de abogados y las visitas familiares, que todavía no son visitas de contacto, lo que significa que todavía no puede abrazar a los miembros de su familia antes de ser ejecutado. No lo ha hecho en más de 20 años”, agregó la socialité.

Related Articles

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: