Medio AmbienteNoticiasPaisRecientes

¿Cómo protejo mis plantas del frío?

Cómo protejo mis plantas del frío
Imagen: alorien28 – Depositphotos.

El frío del otoño es a la vez una decepción y un placer. Después de un verano sofocante, esas temperaturas más frescas son refrescantes, pero también afectan a nuestras plantas más amantes del calor. Puedes alargar la temporada calurosa buscando formas de mantener las plantas calientes cuando el frío aprieta. No hace falta gastar una fortuna para mantener las plantas calientes sobre todo por la noche.

Hay materiales domésticos comunes que nos pueden servir. A las plantas no les gustan las temperaturas frías de forma general, y te mostrarán su desagrado por el clima frío, algunas incluso no lo soportarán. Si todavía tienes frutas o verduras que necesitan madurar, considera algunas formas de proteger las plantas del frío.

Algunos trucos sencillos de cultivo te ayudarán, como cubrir las plantas durante la noche.

¿Cómo puedo proteger mis plantas del frío?

Con la llegada del otoño, es importante mantener las plantas calientes en el exterior, especialmente las que no son resistentes a las heladas ni toleran el frío.

Nuestros cultivos de frutas y verduras son ejemplos clásicos de los que necesitarán medidas adicionales para mantenerlas vivas y producir. Las plantas anuales y perennes que mueren también mantendrán su crecimiento durante más tiempo si se tiene un poco de cuidado extra.

Trucos para proteger las plantas del frío.

  1. Deja de abonar. No abones ninguna planta cuando llegué al fin el verano. Esto evitará nuevos crecimientos y permitirá que el crecimiento más antiguo se endurezca y soporte las temperaturas frías mejor que los brotes y las hojas frescas.
  2. Comprueba tu zona. Asegúrate siempre de que cualquier planta que quieras conservar durante el invierno es resistente a tu zona. La selección de frutas y verduras con alta resistencia a las heladas también puede superar el deseo natural de la planta de hibernar o morir durante un período más largo.
  3. Cubre tus plantas. No hace falta gastar mucho para mantener las plantas calientes en el exterior. Las sábanas y mantas viejas funcionan perfectamente. Colócalas sobre las plantas sensibles a primera hora de la tarde, antes de que llegue el frío de verdad. Retíralas cada día a medida que las temperaturas suban. En algunos casos, puede ser necesario construir una estructura alrededor de la planta para evitar que la cubierta dañe los tallos. Puedes comprar enrejados u similares. Si miras en tu casa, tienes a tu alcance estructuras temporales y fáciles para mantener las plantas calientes.
  4. Mantillo. Poner mantillo alrededor de las zonas de las raíces de las plantas es una forma más permanente de mantener la tierra caliente y evitar que se dañen las raíces.
  5. Lleva las plantas al interior. Algunas plantas tendrás que llevarlas al interior si esperas que se produzcan heladas. En primavera, a la hora de plantar, ten en cuenta qué plantas serán éstas y plántalas en macetas. El uso de ruedas en los maceteros te ayudará y facilitará el proceso de traslado. Vuelve a sacar las plantas al exterior cuando el tiempo mejore. También suele ser el momento de levantar los bulbos tiernos en otoño. Consulta las características de cada planta para saber cuáles son. Levanta los bulbos, sécalos en un lugar fresco y seco y guárdalos en bolsas de papel o de malla forradas con musgo Sphagnum. Recuerda etiquetar los bulbos para saber cuáles son.

Estos pequeños trucos prolongarán tus cosechas y tus plantas sensibles durante más tiempo para que las puedas disfrutar.

Related Articles

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: