NoticiasPaisRecientes

En México, hombre acusa de brujería a mamá y hermana para multarlas

Las dos mujeres fueron condenadas en una comunidad indígena del sureño estado mexicano de Chiapas a pagar una cuantiosa multa por practicar actos de brujería.

Las mujeres, madre e hija, fueron condenadas en la comunidad Tsotsil de Cuchulumtic a pagar 200.000 pesos mexicanos (unos 37 millones de pesos colombianos). (Vea también: Colección de 400 prendas de ‘Gabo’, a la venta; ganancias se quedarán en México).

Lee También

“Toda la gente estuvo de acuerdo en que paguen la multa, a más tardar el 2 de noviembre”, comentó un poblador que pidió el anonimato, y agregó que la reunión fue pacífica y tardó unas tres horas.

El caso inició cuando el hombre de 35 años denunció ante las autoridades comunitarias que su madre, María Hernández, y su hermana, cuyo nombre no fue proporcionado, le hicieron brujería hasta provocarle supuestos problemas de salud.

El hombre dijo que su mamá juntó animales como lombrices, gallinas y otros, además de hierbas, los molió y los puso en su caldo de guajolote (pavo) para hacerle mal”, contó el poblador, quien profesa la religión evangélica. “Pero a saber si eso es brujería“.

El testigo agregó que el caldo provocó que el denunciante se pusiera “loco, nervioso”. “La gente dijo que no puede hacer eso. La mujer conoce bien la palabra de Dios, quién sabe cómo se le metió el diablo en su corazón”, cuestionó.

Las autoridades precisaron que, aunque era la voluntad del hombre, las dos mujeres no fueron encarceladas, quemadas o golpeadas, sino que solo se les impuso la mencionada multa.

Toda la gente estuvo de acuerdo en que paguen la multa porque el hombre está loco, mal de la cabeza. Cuando uno se aleja de Dios entra el demonio. Él fue el que dijo: ‘Fue mi mamá’”, detalló el testigo.

En este tipo de comunidades indígenas en México, muchas decisiones se toman por el sistema de “Usos y Costumbres”, esto es un autogobierno indígena que las autoridades civiles suelen respetar.

Estas localidades tienen sus propios comités de salud y también juzgados de paz y reconciliación.

Related Articles

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: