Medio AmbienteNoticiasPaisRecientes

Jenny, el sistema que retiró 9.000 kilos de plástico del Pacífico y ha demostrado que el océano se puede limpiar

Hace casi diez años Boyan Slat, anunció que tenía una idea para eliminar el plástico de los océanos. Desde entonces ha fundado Ocean Cleanup, una organización sin ánimo de lucro que pretende eliminar el 90% del plástico flotante del océano para 2040.

A pesar del ambicioso objetivo, Slat ha hecho todo lo posible por cumplirlo. Su organización lanzó su primer dispositivo de captura de plástico en 2018, pero lamentablemente resultó ser infructuoso y se rompió en el océano. Un año después, otro modelo más eficiente consiguió recoger grandes cantidades de plástico, pero Ocean Cleanup hizo cuentas y se dio cuenta de que necesitaría cientos de estos modelos para alcanzar su objetivo.

Durante el verano, la organización puso todo su empeño en Jenny. Un nuevo enfoque, un nuevo dispositivo y una esperanza renovada. Este dispositivo consiste en una línea de costa flotante que atrapa el plástico como un brazo gigante y lo canaliza hacia una red en forma de embudo.

El Sistema 002, que se lanzó en agosto, supuso un cambio significativo con respecto a las versiones anteriores, ya que abandonó el diseño pasivo en favor de la propulsión activa. En lugar de depender de un sistema flotante que se moviera con el viento y el movimiento del océano, el Jenny, con forma de herradura, sería remolcado por barcos con tripulación en cada extremo.

Posteriormente, dos embarcaciones llevarán esta cuerda por el agua a unos 1,5 nudos y la corriente marina empujará la basura flotante hacia la red gigante.

A principios de agosto, el equipo puso en marcha el Jenny en la Isla de la Basura del Pacífico, y la semana pasada este dispositivo se enfrentó a su prueba final mientras la organización trataba de determinar si podía llevar grandes cantidades de plástico a la costa sin problemas. Ocean Cleanup dijo que el sistema sacó 9.000 kg de basura del Océano Pacífico, prueba de que la mancha de basura podría llegar a limpiarse.

«¡Santa madre de Dios!», escribía un tuit de Slat, añadiendo: «¡¡¡Todo ha funcionado!!!».

Después de llegar a la costa, el plástico se recicla. Por el momento, Ocean Cleanup usa el plástico para fabricar pares de gafas de sol que se venden por unos 200 dólares, destinando los beneficios a las labores de limpieza. Con el tiempo, la organización espera asociarse con marcas de consumo para fabricar más productos reciclados.

Slat calculó que el equipo necesitaría unas 10 Jennys para limpiar el 50% del Gran mancha de Basura del Pacífico en cinco años.

«¡¡¡Todo ha funcionado!!! Una carga masiva. Intentaremos hacer llegar las imágenes a tierra lo antes posible para compartirlas», tuiteó el director general de Ocean Cleanup, Boyan Slat.

YouTube

Más información: theoceancleanup.com

Related Articles

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: