Medio AmbienteNoticiasPaisRecientes

Qué hacer con las patatas verdes y cómo evitar que te pase

Hay años en los que toda la cosecha de patatas se vuelve verde, ya sea antes de recogerlas o después, al almacenarlas.

Hay varias razones por las que las patatas se ponen verdes, pero si te preguntas qué hacer con las patatas verdes, no eres el único. Aquí tienes algunas opciones, así como algunos consejos para evitar que esto te pase en el futuro.

¿Por qué se ponen verdes las patatas?

Las patatas pueden ponerse verdes por varias razones.

La mayoría de las veces, se ponen verdes cuando no se almacenan correctamente y reciben algún tipo de luz en el proceso. Si dejas las patatas en la encimera de la cocina, se pondrán verdes en cuestión de semanas.

Las patatas se vuelven verdes porque forman clorofila, lo que no es necesariamente perjudicial en sí mismo. Sin embargo, esto también indica la presencia de toxinas.

Es posible que notes que tus patatas se ponen verdes incluso antes de que tengas la oportunidad de cosecharlas. Esto se debe, de nuevo, a que han estado expuestas a demasiada luz. Si la temporada de cultivo ha sido demasiado calurosa o soleada, o si se ha olvidado de aislar las patatas, es probable que sea por eso.

Plantar las patatas demasiado juntas también puede hacer que se pongan verdes, ya que las empuja hacia arriba del suelo al competir por el espacio.

¿Se pueden comer patatas verdes?

  1. Producción de clorofila frente a solanina.

La mala noticia es que las patatas verdes son venenosas. Cuando una patata ha sido expuesta a la luz, la piel se vuelve verde, lo que indica la presencia del pigmento clorofila. La planta está tratando de cosechar la luz, de ahí la clorofila.

La clorofila es insípida y no es peligrosa, la clorofila presente en la parte verde de la patata no es un problema.

El problema radica en el hecho de que el “verdor” indica que hay otra sustancia química al acecho: una sustancia llamada solanina.

La solanina es una sustancia tóxica que se forma de forma natural en las patatas y plantas afines. Ayuda a ahuyentar a los animales e insectos y se encuentra en todas las partes de la planta, incluidas las raíces, los brotes, las flores, los frutos y las hojas.

  1. Los efectos de la solanina.

Cuando se ingiere, la solanina es muy amarga y tiene un sabor desagradable. Puede provocar síntomas estomacales como diarrea y vómitos.

Afortunadamente, no debes preocuparte demasiado, ya que se necesita mucha solanina para enfermar. Tendrías que comer más de una patata para sentir los efectos. Así que si accidentalmente comes un pequeño trozo de patata verde sin darte cuenta, lo más probable es que no tengas ningún problema.

El gran problema que tendrás, sin embargo, es que el único bocado tendrá un sabor absolutamente horrible.

Las patatas verdes no son buenas para comer. Tendrán un sabor amargo y desagradable, lo que probablemente te hará desistir de comer el resto de la patata.

Probablemente no comerás suficiente cantidad de patata verde como para sufrir algún problema. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los brotes que aparecen en las plantas de patata también contienen altos niveles de solanina. El propósito de esto es proteger el crecimiento en desarrollo y proporcionar un nuevo suministro de solanina a la planta en desarrollo.

Por lo tanto, aunque tus patatas no estén verdes, es una buena idea quitar los brotes que encuentres para consumirlos o cocinarlos.

Otro dato curioso: las patatas pueden tener un aumento de solanina aunque no estén verdes. Si están dañadas, enfermas, almacenadas a temperaturas demasiado cálidas o incluso experimentan una helada primaveral durante su crecimiento, pueden tener un alto contenido de solanina y un sabor amargo.

Qué hacer con las patatas verdes.

Tanto si acabas de cosechar un puñado de patatas verdes y no estás seguro de qué hacer con ellas como si te has topado con un lote en tu despensa, aquí tienes algunas formas de aprovechar tus patatas verdes.

  1. Cocinarlas y comerlas.

En muchos casos, puedes cocinar y comer las patatas como lo harías normalmente.

Sin embargo, la clave es asegurarse de cortar y pelar las zonas que se han vuelto verdes. Esto puede significar sacrificar la mayor parte de la patata. Eliminar todas las zonas verdes eliminará la mayor parte del amargor.

Si notas que la patata está verde incluso debajo de la piel, tírala. Esto puede ser perjudicial.

Algunas personas le dirán que puede seguir comiendo la patata verde siempre que la hierva, cocinándola a alta temperatura durante mucho tiempo. La solanina sigue existiendo después de esto, así que no te arriesgues.

  1. Compostaje.

El compostaje de patatas verdes es otra opción sólida. La solanina no supone ningún riesgo cuando está en una pila de compost, así que echa las patatas allí. Es posible que tengas que cortarlas primero en trozos más pequeños para acelerar el proceso de descomposición.

  1. Patatas de siembra.

Si puedes esperar el tiempo suficiente antes de que sea el momento de volver a plantar (sin que tus patatas se pudran), puedes utilizar los brotes como patatas de siembra.

Sólo tienes que ir comprobando que no se pudren antes del momento de la siembra.

  1. No alimentes a los animales.

Los animales, especialmente cerdos y gallinas, son muy populares en las granjas. Pueden ayudar a convertir los residuos de la cocina.

Desgraciadamente, las patatas verdes no son alimentos que debas dar a tus animales. Pueden enfermar a los animales tanto como a nosotros.

Cómo evitar que las patatas se vuelvan verdes.

Ahora que sabe por qué sus patatas se han vuelto verdes y por qué probablemente no son las mejores para comer, es el momento de reducir las pérdidas y deshacerse de las que tienes.

También tienes que hacer planes para el futuro. Aquí tienes algunos consejos.

  1. Plantar a la profundidad adecuada.

Una de las razones más comunes por las que las patatas se vuelven verdes es porque no se plantaron a la profundidad adecuada.

Lo ideal es plantar los tubérculos a una profundidad de entre 10 y 15 centímetros. Esto ayudará a proteger las patatas de los rayos del sol potencialmente dañinos.

  1. Coloca tus patatas en una “colina”.

Cuando plantes el año que viene, asegúrate de que te tomas el tiempo necesario para apilar las patatas. Asegurarse de que hay suficiente tierra alrededor de cada planta ayudará a proteger los tubérculos de la luz solar.

El proceso se denomina “hilling” porque se construye una pequeña colina alrededor de la planta para cubrir los tubérculos en desarrollo. A lo largo de la temporada, la altura se reduce de forma natural debido a las lluvias, por lo que es necesario hacer “colinas” altas o volver a aporcarlas.

De lo contrario, las patatas crecerán demasiado cerca de la superficie.

  1. Almacenar correctamente y evitar la exposición a la luz.

Cuando almacenes tus patatas, asegúrate de que están bien curadas (la piel debe ser impenetrable con la uña) antes de guardarlas. Manténgalas en un lugar fresco y oscuro, lejos de otros como las manzanas o las cebollas.

Asegúrate de eliminar la exposición a la luz artificial, tanto durante el proceso de recolección como durante el almacenamiento de las patatas. Esta es una de las razones por las que un sótano es un lugar ideal para almacenar las patatas.

Guarde las patatas en un lugar con buena circulación de aire, alta humedad y una oscuridad total. Estas condiciones a menudo no se encuentran en el hogar típico, pero haga todo lo posible para que las patatas se acerquen lo más posible a estas condiciones.

Mantén las patatas alejadas de las zonas que desprenden calor, como las que están cerca del frigorífico, la cocina o el lavavajillas. Puedes guardar las patatas en una bolsa de papel si piensas comerlas pronto.

Recuerda que factores como el calor, el frío, la luz o los golpes, fomentan la producción de solanina, por lo que ser precavido durante el proceso de cosecha puede ayudar a aumentar el rendimiento.

A la hora de elegir qué tipos de patatas plantar en su jardín, puede ser útil saber que las patatas rojas tienen menos probabilidades de ponerse verdes que las blancas.

Related Articles

Check Also
Close
Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: