NoticiasPaisRecientes

El cara a cara de Alvira en Congreso con quienes embolataron ley de borrón en Datacrédito

En junio del año pasado, se aprobó en el Congreso la denominada ley de borrón y cuenta nueva en centrales de riesgo. Sin embargo, esta aún no ha entrado en vigencia, ni lo hará en un tiempo cercano, porque los trámites previos a su sanción presidencial se han dilatado bastante tiempo.

Para que la ley empiece a regir, es necesario que la Corte Constitucional la estudia y la avale. Para ello, la Corte le pidió a la secretaría de la Cámara de Representantes que le enviara varios documentos para comprobar que el trámite legislativo se hizo correctamente, pero lo cierto es que a los magistrados no les han llegado los archivos completos.

Prácticamente, la ley que pretende que los colombianos que se pongan al día en sus deudas salgan inmediatamente de las centrales de riesgo como Datacrédito está embolatada por la demora de los funcionarios de la secretaría de la Cámara de Representantes.

Juan Diego Alvira, presentador de Noticias Caracol, habló con el secretario de la Cámara, para que él mismo explicara qué es lo que pasa. El funcionario aseguró que la redacción de los documentos solicitados por la Corte se ha demorado más este año que en ocasiones anteriores porque las sesiones del Congreso virtuales se han extendido hasta por 16 horas al día. Por lo tanto, los miembros de la secretaría que tienen que transcribir todo lo que dicen los congresistas, entre otras cosas, terminaron con el triple de trabajo.

“90 sesiones implican, sume cuántas horas en total, con una nómina pequeña que tenemos para funcionarios especializados en ese tema. Nunca había pasado que el Congreso tuviera tanto trabajo legislativo, de sesiones de hasta 16 horas. 90 sesiones suman más de 1.000 horas de trabajo“, le dijo el secretario Alvira.

Lo peor de todo es que el aval de la Corte no es lo único que falta para que la ley sea sancionada por el presidente Iván Duque. La Procuradora General de la Nación también debe pronunciarse al respecto en un plazo de 30 días.  Una vez ella envía su concepto, el magistrado ponente tiene 30 días para elaborar el fallo y ese mismo magistrado tiene 60 días para exponerle ese proyecto de fallo a la Sala Plena de la Corte Constitucional, donde se debe tomar la decisión final.

Los congresistas que promovieron la ley de borrón y cuenta nueva tenían presupuestado que esta entraría en vigencia en abril de este año. Sin embargo, con todos los retrasos que ha tenido su trámite, la sanción del proyecto se demorará mucho más. Eso es lo que tiene molestos a muchos colombianos.

“Eso se demora, mientras contratan más personal y se moderniza esa parte de la Cámara de Representantes para agilizar ese proceso de relatoría y transcripción de las sesiones. No deja de ser irónico que el Congreso esté ahora en este embrollo”, concluyó Alvira en su informe.

A continuación, el video de la entrevista que le hizo el presentador al secretario de la Cámaraa:



Fuente

Related Articles

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: